Viaje entre fronteras

Las fronteras dicen que son una línea que divide un Estado de otro, pero también puede ser la línea que divide una época de otra, un ánimo de otro, y por qué no, marcar la diferencia entre lo que eras sobre lo que eres ahora mismo.

Viajar es cada más fácil, según dicen. Pero lo cierto es que cada vez más parece que regresamos al pasado más oscuro de aquella Europa que tiene miedo del otro, de aquello que viene de fuera. Aunque no lo parece, ahora nos movemos menos que hace unos cuantos siglos, pero el espejismo de los medios de transporte más rápidos que antaño, parece hacernos creer que no paramos quietos, que viajamos más que nunca y que la población va de un sitio a otro en gran número, llevando en ocasiones consigo su conocimiento y su saber hacer.

Por otro lado creemos que hoy día la información también recorre el orbe en segundos, que lo que está aquí a la vez está allí. Parte de eso es cierto, pero a menudo buscar la información no es tan fácil como creemos, y no son pocas las veces que actuando como antiguos bibliotecarios, que buscan papeles y libros entre el polvo de sus bibliotecas, encontramos una referencia, a menudo tan sólo un indicio de aquello que creemos buscar, y comenzamos a estirar y estirar… hasta encontrar algo tan inmenso que no podemos hacer otra cosa que maravillarnos de nuestra insignificancia y del trabajo que otros llevan a cabo. Para hacer de bibliotecarios nada mejor que conocer cómo se hace un libro, la importancia del papel, de las marcas de agua… es lo que nos enseña la exposición INCUNABULA de la Bibiloteca de la Dieta de Japón. Contiene ejemplos animados de cómo se monta un libro, descubrir la importancia de las tipografías y su evolución, el origen y utilidad de las marcas de agua de los papeles, los elementos que componen un libro, los colores e incluso podemos descargar el Problemata de Aristóteles para aprender cómo hacerlo.Hoy he vuelto a encontrar aquello que no esperaba encontrar, pues estaba buscando una portada de una revista que se publicó en Japón entre 1862 y 1887,The Japan Punch. Lo curioso de todo ello es que era una portada que ya había visto en una web dedicada sellos y estampas antiguas, pero estuve leyendo El árbol que da sombra de Osamu Tezuka, y hacía una referencia a Charles Wirgman, creador de dicha publicación. La curiosidad me ha llevado a buscar dicha portada, pero no la encontré.

Encontré algo de lo que ya tenía idea y sobre lo que ya había encontrado información, que en Japón tienen una tradición editorial inmensa de gran calidad y cuidado en la impresión. Esto a primera vista puede resultar extraño, paradójico tal vez y aunque en Europa también nos hemos dedicado a la impresión con esmero, creo que en Japón han sabido explotar las posibilidades de forma especial. Sino, sus grabados (Ukiyo-e) primero y sus libros después, no habrían impresionado tanto a los artistas de mediados del XIX. Uno de estos libros, Hanasaki Jiji, lo encontramos en el Arxiu Històric de Barcelona en su versión francesa.

Anuncios

One Response to Viaje entre fronteras

  1. Hello! I could have sworn I’ve visited this blog before but after looking at some of
    the articles I realized it’s new to me. Anyways, I’m definitely pleased I discovered it and I’ll be
    book-marking it andd checking back often!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: