Angel Island, 1910-1940

poema grabado en un muro Creo recordar haber visto visto imágenes de The Immigrant (1917) de Charles Chaplin, en las que se muestra una escena de su llegada a las Oficinas de inmigración de Nueva York (Ellis Island, Castle Garden y Barge Office). Ese tipo de escenas siempre me ha llamado la atención por los rostros de miedo y esperanza que los recién llegados desprenden bajo la franqueza de la más absoluta realidad, que también retrata la película America, America (1963) de Elia Kazan.

poema grabado en un muroSi Nueva York representó el punto de llegada de inmigrantes europeos, Angel Island en San Francisco lo fué para los asiáticos entre 1910-1940: indios Sikh, chinos, japoneses, rusos y filipinos. En 1905 comenzó la construcción de la Estación de Inmigración en la zona llamada China Cove, siguiendo la política de restricción de los inmigrantes asiáticos promovida por la Chinese Exclusion Act de 1882, una ley que en principio debía aplicarse durante 10 años pero que fué vigente y ampliada hasta 1943, cuando China se convierte en aliada de Estados Unidos y se elabora The Chinese Exclusion Repeal Act (1943).

Durante la II Guerra Mundial la Estación de Inmigración se convirtió en un centro de detención para prisioneros de guerra. El primer prisionero de la guerra fué un comandante de un submarino en Pearl Harbor, después le seguirían alemanes, capturados en el norte de África, y japoneses,capturados en el Pacífico.

poema grabado en un muroEl procedimiento de llegada de los inmigrantes a la estación comenzaba por la separación de hombres y mujeres para llevar a cabo una revisión médica (muchos habían atravesado el Pacífico desde los puertos de Honolulu, Manila, Yokohama, Shanghai y Hong Kong). A causa del terremoto de 1906 en la ciudad de San Francisco, muchos registros municipales quedaron destruídos, lo que representó una oportunidad para los residentes chinos el poder falsificar datos e identidades. Para detener el fraude se llevaron a cabo fuertes interrogatorios a los nuevos llegados, que podían durar semanas, para verificar la certeza de los datos de parentesco y origen que los ligaban con sus parientes en San Francisco.


Un relato personal sobre la experiencia de llegada y establecimiento en San Francisco lo encontramos en el testimonio familiar de Li Keng Wong. Para conocer más testimonios podemos visitar el proyecto Angel Island, Inmmigrant journeys of Chinese-American de Lydia Lum. Información más completa sobre la inmigración china en The Chinese in California, 1850-1925. Para conocer la vida diaria de la comuidad china nada mejor que ver un album de postales, o bien visitar la galería fotográfica de The Chinese in California, 1850-1925.

En el caso de los japoneses en Angel Island el trato fué muy distinto al chino, pues las actas de exclusión se enfocaban drásticamente sobre los inmigrantes de origen chino. Los primeros inmigrantes japoneses llegarían de forma irregular a Hawaii en 1868, cuando el Cónsul General de la Isla trajo ilegalmente a 153 japoneses (146 hombres, 5 mujeres y 2 niños) conocidos como Gannon mono. Entre 1885 y 1911, llegarían a los territorios norteamericanos más de 400.000 personas, concentrándose en Hawaii (entre 1885-1894, llegarian 29.069 kanyaku imin y retornarían tan sólo 8.171) y la Costa del Pacífico. El paso japonés por Angel Island se centró básicamente en las Picture Brides: matrinomios concertados a través de fotografías de japonesas, algunas de ellas nacidas en Estados Unidos pero criadas en Japón y que se estima en 1920 que fueron entre 6.000 y 19.000. Estos matrimonios fueron posibles gracias al Gentleman’s Agreement (1907-08), que restringía la inmigración laboral asiática, pero no la de mujeres y niños. Las circunstancias de la emigración femenina entre 1868-1924 tiene diversas causas: la condición económica en Japón, las leyes vigentes en Hawaii y EEUU, reunificación de familias, etc.

El sentimiento anti-japonés queda reflejado en la opinión del Alcalde de San Francisco Eugene E. Schmitz (1902-1906), quien a través de un panfleto de 1905, considera el caso japonés incluso más peligroso que el chino a causa de su mayor educación y acceso a la propiedad de las tierras. James D. Phelan, anterior Alcalde de San Francisco desde 1896 hasta 1902, declarará:

They now occupy valleys in California by lease or purchase of land to the exclusion of not only whites but Chinese, and if this silent invasion is permitted by the federal government, they would at the rate at which they are coming, a thousand a month, soon convert the fairest state in the union into a Japanese colony. If they were naturalized they would outvote us.”

As soon as Japanese coolies are kept out of the country, there will be no danger of irritating these sensitive and aggressive people. They must be excluded because they are non-assimilable; they are a permanently foreign element; they do not bring up families; they do not support churches, schools, nor theatres; in time of trial they will not fight for Uncle Sam, but betray him to the enemy.”

Finalmente los sentimientos anti-asiáticos e inmigración propiciarían la ley Immigration Act (1924), que pondría fin a la inmigración asiática y reduciría la de otras comunidades (italianos y alemanes). Dicha ley permanecería vigente, con cambios menores, hasta la Immigration and Naturalization Services Act of 1965.

ENLACES RELACIONADOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: